Particularidad Aranesa

La lengua y la gastronomía de la Val d'Aran (Pirineos), características autóctonas aranesas con una clara influencia gascona.

La Lengua

El aranés es una lengua viva, hablada habitualmente por la gente del país. Tiene una fonética suave y dulce, sin apenas inflexiones ásperas. Pertenece a la rama lingüística occitana y es una variante de la modalidad gascona de Comerge, aunque con algunos rasgos propios.

El aranés presenta, como casi todas las variantes del occitano, unas claras analogías con la lengua catalana, lo que hace que resulte bastante comprensible para los catalano parlantes.

Además, los araneses son políglotas natos y pasan sin dificultades del aranés al francés, al catalán o al castellano.

La Gastronomía

La cocina aranesa participa en buena parte del carácter y de las técnicas de la cocina gascona.

La cocina típica aranesa tiene platos fuertes como la olla aranesa, pero destacan tambien los patés trufados o la trucha a las finas hierbas entre otras elaboraciones.

El postre más característico son los crepes, también llamados en aranés: crespets, brescajus o pasteres, según el lugar del valle. También se utilizan mucho los productos de la tierra como carnes de ovino y bovino y frutos del bosque como la fresa silvestre, la frambuesa y la mora.